Empleadas domésticas en el extranjero

Carta de recomendación para la empleada del hogar
20 septiembre, 2018
¿Cómo elaborar el currículum de una empleada del hogar?
10 octubre, 2018

Cada vez es mayor el número de familias que, por cuestiones laborales, fijan su residencia en el extranjero, ya sea de forma definitiva o temporal. Esto hace que muchas de ellas requieran de empleadas domésticas de confianza que les ayuden en este momento de cambio, atiendan su hogar y se encarguen del cuidado y atención de los pequeños de la familia.

Por ello, el servicio de empleadas domésticas en el extranjero es cada vez es más demandado.

Pero, ¿qué requisitos hay que cumplir y con qué condiciones se cuenta al trabajar como empleada doméstica en el extranjero? ¡Conozcámoslas!

Características y perfil de estas empleadas domésticas

Si eres una trabajadora del hogar y te interesa desarrollar tu actividad en el extranjero, es importante que sepas que el régimen habitual es el de interna, sobre todo al principio. Después, si así se acuerda, puedes buscar un domicilio alternativo. Es importante que tengas la nacionalidad española o comunitaria para que pueda tramitarse tu documentación sin ningún problema y trabajes de forma legal.

Los países más comunes en los que los empleadores solicitan este servicio son Francia, Reino Unido, Suiza, Bélgica, Italia y otros del marco europeo. Cuando sales de la Unión Europea, el país de destino más habitual es Estados Unidos, para cuyo caso sí que necesitarás un visado que expide la embajada o bien la residencia estadounidense (Green Card).

Otro requisito indispensable es tu total disponibilidad para viajar y residir en el país en el que se te ofrezca el contrato. Los salarios pueden variar en función del nivel de vida de cada destino, pero en la Unión Europea, por ejemplo, oscilan entre los 1500 y los 2400 euros (dependiendo del nivel de vida del país, de la carga de trabajo y del nivel de protocolo exigido). En cualquier caso, siempre se fijarán las condiciones y el salario antes de firmar el contrato entre las dos partes.

Es muy valorable que las candidatas interesadas en trabajar fuera de España conozcan el idioma del país de llegada, habitualmente inglés o francés ya que, aunque las familias solicitantes suelen hablar español, necesitan desenvolverse en el momento de atender el teléfono, hacer compras y desenvolverse en su día a día.

Obligaciones del empleador

Por otra parte, el contratante ha de garantizar el seguro médico o el acceso a la sanidad de la empleada doméstica, además de ofrecerle la posibilidad de acudir a clases de aprendizaje del idioma. También se hace responsable del coste del billete de ida y de vuelta al país donde desarrollará su actividad.

Así pues, se trata de un excelente servicio para contar con trabajadoras de confianza y experiencia. Si cumples las características y quieres formar parte de las empleadas domésticas en el extranjero, contacta con nosotros.

En Fortuny Servicios somos especialistas en encontrar el personal de servicio doméstico idóneo para cada uno de nuestros clientes. Si necesitas contratar una empleada para el hogar en el extranjero, nosotros te ayudamos. Si eres empleada de hogar y necesitas un trabajo contacta con nosotros. Te esperamos.

Comments are closed.