Cómo limpiar el sofá según su material

¿Cómo elaborar el currículum de una empleada del hogar?
10 octubre, 2018
Baja de la empleada del hogar: ¿qué debes saber?
14 noviembre, 2018

Siempre que decoramos nuestros hogares o espacios de trabajo, intentamos hacer uso de los mejores materiales con piezas que sean de calidad y, a su vez, que le den ese toque de estilo que buscamos.

Con el tiempo y el uso, es normal que sus superficies se vean deterioradas, por lo que será necesario aplicar una serie de cuidados específicos. Uno de los elementos clave de cualquier oficina o vivienda es el sofá, puesto que es un tipo de mobiliario que se utiliza mucho a lo largo del día, ya sea para descansar como para una reunión informal. Aquí te explicamos cómo limpiar el sofá según sus materiales, puesto que, dependiendo del material con el que esté fabricado, deberemos limpiarlo con unos productos distintos y una técnica distinta.

Sofás de tela

Los sofás de tela son una opción muy buena para buscar ese toque original que combine con la decoración. Puesto que, al ser fabricado con tela, la posibilidad tanto de colores como de estampados es muy variada.

Un truco realmente efectivo a la hora de limpiar este tipo de sofás es mezclar un vaso de vinagre y una cucharadita de bicarbonato con un litro de agua tibia. Humedece un paño en la mezcla y aplícalo sobre las manchas con movimientos circulares, repasando el resto del mueble con la misma solución acuosa. Además, es recomendable cepillarlos una vez a la semana con una escobilla de cerdas suave, y aspirarlos una vez al mes.

Sofás de piel

Los sofás de piel tienen un cuidado muy específico para que no se dañe la piel. Usa un paño previamente humedecido con agua para retirar el polvo acumulado y otros posibles residuos. Después, aplica un jabón neutro o específico para tratar las manchas. Por último, coge un paño seco y aplícale un poco de aceite de oliva o crema corporal para hidratar la piel. De esta forma, evitas que el sofá se agriete, perdiendo su textura y color originales.

Sofás de cuero

Para retirar el polvo, basta con que pases un paño suave humedecido en agua. A la hora de limpiarlo, lo mejor es emplear jabón neutro o productos específicamente diseñados para estas superficies. Evita frotar con mucha fuerza, pues puedes dañarlo o arañar el cuero y no volverá a tener el aspecto de cuero nuevo. Al igual que los sofás de piel, es bueno hidratar el cuero con cremas para evitar el agrietamiento.

Ahora que ya sabes cómo limpiar el sofá según su material. Si necesitas más información en tu búsqueda de empleo, en Fortuny Servicios te daremos la información que necesitas. Somos especialistas en encontrar el personal de servicio doméstico idóneo para cada uno de nuestros clientes. Si necesitas contratar una empleada para el hogar, nosotros te ayudamos. Si eres empleada de hogar y necesitas un trabajo, contacta con nosotros. Te esperamos en Fortuny Servicios.

Comments are closed.