Baja por maternidad de la empleada del hogar

Extinción de contrato: desistimiento o despido disciplinario
15 marzo, 2015
¿Cuándo y cómo hacer un contrato de interinidad?
28 marzo, 2015

Pregnant woman touching her bellyLlegado el momento en que la empleada del hogar comunique a la familia que se encuentra embaraza es importante saber cómo hay que actuar para tramitar su baja adecuadamente.

De acuerdo con la normativa vigente, la empleada siempre tiene el derecho a gozar de un descanso que se estipula en dieciséis semanas. En el caso de tener más de un bebé, se amplía a dos semanas más por cada uno de los hijos. ¿Cómo se organizan todas estas semanas? La empleada puede decidir en qué momento disfrutar de las diez primeras semanas, es decir, las podría realizar antes o después del nacimiento. Las seis semanas que quedan pendientes siempre las tendrá que hacer justo después del parto.

Durante todo este tiempo de baja, la empleada del hogar cobrará obligatoriamente el 100% del subsidio de maternidad a partir de su base de cotización. No obstante para gozar de este derecho, tendrá que estar previamente dada de alta en la Seguridad Social y haber cotizado un mínimo de días que varía en función de la edad.

– Para menores de 21 años: no hay requisito alguno.

Entre 21 y 26 años: mínimo de 90 días cotizados durante los últimos siete años ó 180 días cotizados durante toda su vida laboral.

Mayores de 26 años: 180 días cotizados en los últimos siete años o un total de 360 días cotizados a lo largo de su vida.

Durante el tiempo que dure la baja se puede recurrir a una sustituta realizando un contrato de interinidad. Es fundamental que la nueva empleada esté en paro y apuntada al INEM para poder gozar de bonificaciones en la Seguridad Social. La persona que contrata sólo tendrá que abonar a la Seguridad Social una pequeña cantidad correspondiente a las contingencias profesionales.

Comments are closed.