Cómo mejorar la comunicación y relación con la niñera

alta seguridad social empleada hogar
Novedades 2017: cotización de los empleados de hogar
28 febrero, 2017
entrevista perfecta para la empleada de hogar
¿Cómo preparar una buena entrevista de trabajo?
14 marzo, 2017
Mejorar la comunicación con la niñera

El cuidado de un niño es una gran responsabilidad que los padres delegan en otras personas, y ésta acrecienta en base a la edad del niño. Por eso, la elección de una niñera no ha de tomarse a la ligera.

Cada vez son más los padres y madres que por diversas razones deben dejar sus primogénitos a cargo de terceras personas mientras el tiempo que no estén en sus hogares. La figura de una niñera será vital en la vida de los niños, dado que pasarán con ella ciertos momentos de sus tempranas vidas y en ellos deberá transmitirle pautas y valores.

Es importante, que tanto los padres como la niñera mantengan una comunicación plena y clara en los temas vinculados con los niños. Porque ambos, son los responsables de crearle unas pautas a los infantes. Para ello, la relación y las condiciones que establezcan, deberán ser cumplidas por ambos lados.

¿Cómo mejorar la relación entre los padres y niñeras? Hoy desde Fortuny, os damos algunos consejos para crear un agradable entorno de trabajo.

1. Los niños son la prioridad.

La principal función de una niñera es cuidar de los pequeños y no realizar otras tareas domésticas, a menos que se haya acordado previamente en el contrato. Por eso, no es conveniente abusar del tiempo que ésta puede prestarle a los niños y dejar que se centre en cuidarle de la mejor forma posible.

De lo que sí se deberá encargar es de limpiar y ordenar todo aquello que ensucie o desordene  durante su período laboral.

2. Los niños respetarán la autoridad de su cuidadora si ven el ejemplo en sus padres.

Durante el tiempo en que los padres no ejerzan autoridad con los niños, habrá de hacerlo su niñera. Por eso, si los padres, al llegar al hogar desacreditan cualquier decisión que la empleada haya tomado, los niños lo asociarán a que ellos también podrán hacerlo.

Además, si la comunicación y la disciplina no se ve complementada entre los padres y la niñera, se puede volver muy difícil si no usan los mismos métodos educacionales. Ante estas situaciones, es de mucha ayuda establecer unas reglas básicas y que todos en el hogar las cumplan.

3. Regresar al hogar a la hora acordada

Una niñera, al igual que cualquier persona también hace planes fuera de sus jornadas de trabajo, por tanto, si los padres se comprometen a volver a una hora determinada, deberán tratar de hacer lo posible por cumplirlo. Del mismo modo ocurre en el caso inverso, si los padres comunican un horario a la niñera ésta deberá cumplirlo.

La impuntualidad suele ser uno de los puntos conflictivos en las relaciones laborales. De forma, que cuanto mejor cumplan con el horario ambas partes, mayor armonía habrá en la relación. Claro está que puede haber percances, y ello involucre retrasos, pero deberán mantenerse en casos puntuales.

4. Avisar si los niños están enfermos

Cuando los niños están enfermos, lo mejor es avisar a la empleada de antemano para que ella misma decida si acepta o no trabajar y exponerse al contagio. Lo habitual, es que a ésta no le importe, pero siempre puede darse el caso de que algunas no quieran aceptarlo.

Del mismo modo, si ocurre en caso inverso y es ella la que está enferma. Deberá comunicarlo y los padres decidir si quieren que se presente o no a trabajar.

5. Gratificar la faena bien hecha

A todos nos gusta y reconforta que agradezcan y valoren nuestro trabajo. Además, de sentir que lo hacen, trabajamos más eficientemente. Por eso, si los padres se ven impresionados por las actividades que la empleada hizo con los niños, no tengan miedo en felicitarla y hacerle saber realmente que aprecian su trabajo.

Comments are closed.